Adaptación de una casa a una escuela de baile

Uno de los mayores proyectos que poseen aquellos que saben sobre el baile y que se caracterizan por ser profesionales en alguna de las ramas que nos ofrece esta profesión artística, es justamente el poder abrir en algún momento de sus vidas su propia escuela, academia o estudio en el cual puedan transmitir a otros todos sus conocimientos. Sin embargo, no es tan simple como puede parecernos a simple vista, es muy importante que tomemos la decisión correcta, además de estar muy seguros de todas las posibles consecuencias que podemos tener con ello, sin mencionar los requisitos y los requerimientos que debemos tener legalmente para poder abrir nuestra academia.

Para llevar a cabo este proyecto de vida es necesario que podamos tener en cuenta, todos y cada uno de los riesgos que esto supone no solamente porque debemos equipar bien el espacio, sino porque podríamos tener otro tipo de riesgos o de problemáticas que debemos considerar. Estas son algunas de las cuestiones que debemos considerar antes de planear todo y de comenzar a ejecutarlo, es importante ser muy sinceros, de ello depende que podamos asumir este gran reto como un proyecto de vida:

  1. El espacio: si lo que deseas es convertir una casa en una escuela de baile debes considerar el espacio de la misma, es decir que la casa sea lo suficientemente amplia como para que las personas puedan desplazarse en una habitación o en el espacio que se ha elegido. Además de ello debemos considerar si también vivirás en la casa, ya que la mezcla de vivienda y de escuela puede ser una carga muy pesada para la vida familiar y laboral.
  2. Seguridad: es importante que tomemos en cuenta el tipo de aspectos que se necesitan para que podamos brindar un espacio adecuado y seguro para el baile, aunque depende mucho del tipo de baile. Sin embargo también debemos considerar la seguridad de la propiedad que estamos ocupando, en especial si contamos con elementos que sean muy importantes y costosos.
  3. Costos de la renta: otro de los aspectos más importantes que no debemos dejar de lado es el precio de la renta, es decir los costos que tenemos con respecto al lugar, recordemos que su ubicación también es importante y debemos analizar bien los costos que esto nos supone, de esta forma podemos darnos cuenta si es conveniente rentar solamente la casa como negocio o definitivamente emplearla como vivienda también al mismo tiempo.
  4. Los aprendices: es muy importante que antes de comenzar con tu negocio sepamos si contamos con estudiantes fijos, es decir personas a las cuales les interesaría que les enseñes o interesadas en aprender de forma disciplinada, esto marca la diferencia tremendamente entre lo que debe o no hacerse.
  5. Hacer las verificaciones: es importante hablar con las autoridades competentes para saber si es posible utilizar una casa como una escuela o academia de danza o baile, de esta forma podemos ahorrarnos muchos inconvenientes.

Cómo adaptar tu casa para bailar

A este punto ya debimos haber pensado en las cuestiones que mencioné anteriormente, por lo que es importante que comencemos a pensar en las adaptaciones que se requieren según las leyes y según el tipo de baile que vamos a ofrecer. Por ejemplo si vamos a dar clases de ballet necesitamos un espacio grande y las barandas resistentes con las cuales las niñas o personas puedan sostenerse para llevar a cabo los ejercicios.

Para que tengas en cuenta, te mencionaremos aspectos importantes sobre la adaptación de la casa en la escuela que sueñas:

  1. Trámites y pagos: es muy importante que sepamos que es necesario que contemos con los trámites legales y los pagos que se deben realizar con la finalidad de contar con las licencias que nos permiten abrir la escuela de baile, sin ellos no podremos comenzar con las actividades, o si lo hacemos tendremos que ser conscientes de las consecuencias, en este caso, el pago de las multas correspondientes.
  2. Lleva una contabilidad: todos los negocios requieren de un registro mercantil, es obligatorio, por lo que es importante que desde el inicio lleves muy bien la contabilidad de la escuela, también es importante que si no sabemos nada sobre finanzas podamos contar con una persona que sí lo haga y que nos pueda ayudar con la nuestra.
  3. Adaptación del espacio: una vez que tenemos todo listo debemos pensar en todas las remodelaciones o las adaptaciones que debemos hacer del espacio que tenemos para que sea apto para aprender y enseñar baile. Es necesario realizar un inventario sobre todo lo que necesitamos es decir, espejos, iluminación, vestidores, sistema de audio entre otros, ya que son muy importantes para dar una buena clase.
  4. Plan de trabajo: es importante que mientras realizas todo lo que se requiere para ofrecer un buen servicio, es necesario que podamos pensar en el plan de trabajo que vamos a ofrecer, es decir cuántos grupos tendrás, días y horas de las clases, tipos de bailes que ofreceremos, maestros y demás todo esto nos permitirá además tener una idea clara sobre el presupuesto que debemos tener.
  5. Presupuesto: otro aspecto más que importante es el presupuesto que vamos a tener con respecto a los gastos y los ingresos, es importante que seamos conscientes del tipo de gastos que tenemos mensuales para saber cuánto debemos invertir para mantener el negocio a flote.
  6. Cuánto cobrar: otro aspecto más importante es que podamos determinar cuánto vamos a cobrar por nuestro servicio, dependerá quizás de la intensidad, dependerá del tipo de baile entre otros aspectos, quizás puedas cobrar por horas o según el plan de trabajo. Siempre es ideal que puedas consultar los precios de otras escuelas y con base en ello decidir los tuyo.
  7. Recurre a la publicidad: por último no debemos olvidar nunca el uso de la publicidad y de las herramientas que nos ofrece internet para darnos a conocer.