¿Es difícil aprender a bailar salsa?

Una de las preguntas más comunes que surgen entre las personas interesadas en aprender a bailar salsa, tienen que ver con la dificultad de todo el proceso, ya que siempre se tiene la idea de que se trata de algo complejo por realizar y más que nada por interiorizar para quien no está acostumbrado.

En ese orden de ideas, termina por ser conveniente hablar a profundidad sobre este mito que existe, ya que en la mayor parte de los casos no está muy bien fundamentado, pues con un poco de práctica, entusiasmo y principalmente disciplina, los resultados van a poder ser increíbles en un corto lapso de tiempo.

Reflexión sobre la dificultad de bailar salsa

Son muchas las personas que tienden a afirmar que no están en buenas condiciones para aprender a bailar casi cualquier tipo de género. Respecto a lo anterior, con el caso de la salsa ocurre algo muy particular, ya que al pensar que se trata de un género muy complejo, la predisposición mental puede jugar una mala pasada.

Como se ha mencionado en uno de los párrafos anteriores, lo más importante en este caso es la actitud y la disciplina. En otras palabras, para garantizar que se pueda aprender a bailar salsa, lo más importante es estar convencido de que sí se trata de una meta que puede ser cumplida y no de un imposible.

Algunas de las propuestas típicas para poder lograrlo están relacionadas con ingresar a una academia de danza especializada, ya que de esta manera con la exigencia de cumplir con un horario y aprender determinados pasos básicos, se va a tener las excusas suficientes como para sentir la presión necesaria para agilizar el proceso de aprendizaje. Asimismo, también hay que centrarse en romper el día de, es decir, perder el pánico escénico y sentirse muy cómodo con el ritmo de esta música, pues en caso contrario todo será mucho más complejo de interiorizar para cualquier tipo de estudiante.

También hay que destacar que no se debe ver en el aprendizaje de bailar salsa un reto como tal, sino que debe tratarse de algo que nace del interior de la persona, ya que en el caso de sentir un pleno interés por conocer cada uno de los pasos concernientes a este género, los movimientos van a fluir por su cuenta y no será necesario estar mirando hacia el suelo durante toda la canción.

La conclusión es que aunque la salsa puede ser considerada como un tipo de baile un tanto complejo respecto a los demás, la práctica, disciplina, interés y especialmente sentir deseo por hacerlo van a ser los elementos más importantes para garantizar el éxito.