Flashmob ¿Qué es y cómo se hace?

Para protestar, para celebrar, como homenaje, como síntoma de apoyo… en los últimos años el formato de “flashmob” se ha puesto de moda y se emplea para materializar acciones colectivas que persiguen un mismo objetivo.

¿Qué es el flashmob?

Como su propia palabra indica, se trata de una acción organizada, colectiva, que se realiza en un lugar público y durante un breve espacio de tiempo.

Su convocatoria suele realizarse a través de las redes sociales o los medios telemáticos. Estas comunicaciones suelen comenzar con un mensaje en el que una persona informa del día y la hora a la que va a realizarse la acción. Su contenido puede darse a conocer unos minutos antes en el mismo lugar escogido o en un punto cercano, si es que se ha citado a la gente en ese lugar para llegar en grupo. Aunque también se ha dado el caso en el que los participantes sabían de antemano el contenido y han tenido tiempo para prepararlo.

Origen del flashmob

Según los investigadores, el fenómeno del flashmob comenzó con la publicación del libro “The Next Social Revolution”, de Howard Rheingold, en el año 2002. En este libro, el autor predecía que la gente usaría las tecnologías de comunicación para su autoorganización. Esa idea llevó a Rob Zazueta, de San Francisco, a crear la página web Flocksmart.com en la que empezaron a planearse reuniones de quienes se conocen como “mobbers”. Encuentros de los que surgió el primer flashmob, aunque sin mucho éxito. Fue en Manhattan, el 3 de junio del año 2003. Lo conovocó Bill Wasik, editor de la revista Harper’s Magazine y resultó ser un fracaso porque alguien filtró información sobre lo que iba a ocurrir antes de que sucediera.

Poco después, el 17 de junio de 2003, Nueva York fue el escenario del primer flashmob que llegó a ejecutarse. Lo volvió a convocar Wasik. Para evitar los problemas del primer intento, el organizador se reunió, pocos minutos antes del arranque, con los participantes en cuatro zonas cercanas. Allí les informó sobre lo que iban a hacer. Esta acción contó con la participación de cien personas que subieron a la novena planta unos grandes almacenes, donde se sentaron alrededor de la que denominaban“La Alfombra de Amor”.

Tipología de flashmob

En la actualidad y debido al amplio uso que se realiza de esta técnica, existen diferentes vocablos para designar a las distintas acciones. Las más frecuentes son: smartmobs, absurdmobs, freezemobs, los kissmobs, la dance flashmob y los falsos flashmobs.

Así, por ejemplo, se denomina smartmobs a los que tienen un objetivo social o político. Ejemplos de ello fueron los movimientos de la Primavera árabe o el moviemiento 15-M.

Se catalogan como absurdmobs aquellas acciones que persiguen invadir el orden social con gestos absurdos realizados de forma colectiva. El primero de ellos se realizó en Barcelona en el año 2006 y consistió en un grupo de 25 personas chutando latas de un conocido refresco en la Plaza del Borne. Los freezemobs son acciones en las que los participantes quedan imovilizados durante unos segundos, como si fueran estatuas. Y, como se puede suponer, los kissmobs son actividades en las que las personas, de forma instantánea, se besan.

La dance flashmob es una de las intervenciones más populares. En ella, al inicio de una música, todas las personas bailan una coreografía previamente acordada. Uno de los más populares se realizó en abril de 2010 como tributo a Michael Jackson. Y no fue el único, pues ya un año antes se había realizado uno similar en Filipinas.

Finalmente, los falsos flashmobs son los que se realizan en acciones promocionales. Es decir, aquí bailarines y artistas simulan un flashmob tradicional incluyendo productos de la marca que lo organiza. Entre las campañas publicitarias realizadas simulando esta técnica se encuentran las de

Ikea en Madrid para anunciar su nuevo catalogo o el de la compañía KLM en el aeropuerto de Málaga, que contó con los integrantes de la Compañía de danza Paco Rabanne.

Flashmob para recaudar

El flashmob, además, ha sido utilizado para recaudar fondos. La más reciente ha sucedido en España, donde el Hospital de la Paz de Madrid ganó el concurso Pink Glove Dance 2013. Para ello, los organizadores movilizaron a trabajadores, amigos y simpatizates que interpretaron un tema musical empelando globos y guantes rosas para concienciar sobre el cáncer de mama. Sus más de trece millones de vistas les llevaron a hacerse con el primer premio de la versión europea del evento que había puesto en marcha el Hospital Medline de Estados Unidos. Estos fondos financiarán investigaciones sobre este tipo de cáncer.

Por último os dejamos un bonito Flashmob de Carne Cruda 2.0 en una oficinas del paro, bonita forma de afrontar una cruda realidad.