La Danza y sus disciplinas

Entendemos como Danza cualquier actividad corporal utilizada tanto por el hombre como por la mujer, ya sea de forma individual o colectiva, que expresa y comunica estado de ánimos, sentimientos, ideas o pensamientos. La danza implica preparación física y conocimiento de la técnica y le aporta a su practicante destreza y habilidad. Además, mejora la aptitud social de cada persona.

Disciplinas de la danza

A través de distintas técnicas desarrolladas a lo largo de la historia, el ser humano ha creado de esta relación entre cuerpo y movimiento un arte con cientos de disciplinas fruto de diversos factores antropológicos.
Entre estos estilos de Danza podemos encontrar el contemporáneo, el lírico, el jazz, el afrocontemporáneo, el clásico y el afrocubano. A continuación, intentaremos hacer una pequeña reseña de cada disciplina aquí mencionada.

Danza Contemporánea
La Danza contemporánea se basa en la técnica del ballet clásico, pero a diferencia de este, los movimientos no son tan rígidos y no hay que seguir a las reglas académicas a rajatabla. La danza contemporánea es pura expresión y comunicación. Desde su creación, esta disciplina ha estado en plena evolución distinguiéndose varias etapas históricas:

  • Principios del siglo XX, periodo marcado por los movimientos libres y espontáneos. Destacan bailarinas como Isadora Duncan, una innovadora en esto del baile, y entre otras inspiraciones, será recordada por quitarse las zapatillas y bailar descalza. Otras precursoras principales de la corriente contemporánea fueron Ruth Saint Denis y Mary Wigman, bailarinas que buscaron darle a la danza un sentido más comunicacional, apoyándose en fuentes de inspiración más antiguas a las de occidente.
  • En 1930, en plena crisis económica, surge en Nueva York lo que se conoce como la segunda ola de danza contemporánea. Figuras como Martha Graham, Doris Humphrey y Charles Weidman se encargarán de dar vida a esta corriente. Recurrían a movimientos procedentes del interior del cuerpo humano, a acciones naturales como el respirar o el caminar.
  • Ya, en 1945, tras finalizar la II Guerra Mundial, la danza contemporánea sufre otra evolución gracia a bailarines como Alwin Nikolais y Merce Cunningham, quienes fusionaron técnicas provenientes de la danza social, el ballet y la danza moderna. En la actualidad esta corriente sigue vigente.

Como características de este tipo de danza podemos decir que su técnica es la suma de varios elementos donde destacan la destreza física, movimientos originales y libertad en las coreografías.

Danza Lírica
Se asemeja a la danza contemporánea, aunque cuente con elementos diferenciadores que la hacen ser una disciplina independiente. En la Lírica, los bailarines y bailarinas se inspiran en la letra de una canción o música instrumental para expresarse corporalmente. Recursos artísticos como gestos, expresiones faciales, movimientos complejos y técnicos son tenidos en cuenta a la hora de transmitir emociones. La coreografía está determinada por las actitudes y percepciones del propio artista o del coreógrafo.
Los practicantes de danza lírica, además de interpretar la música y expresar emociones, aprenden una elevada base técnica clásica y mejoran su condición física y el tono muscular. Es una disciplina ideal para los amantes de jazz y ballet.

Danza Jazz
Se trata de un movimiento de baile popular que surge, al igual que la danza contemporánea, en los inicios del siglo XX. Se emplea para describir las danzas practicadas bajo una rítmica sincopada. A partir de aquí, la palabra “jazz” evoluciona hacia los espectáculos y actuaciones para referirse a formas de danzas propias de los cabarets, los teatros, el cine, la televisión o los vídeo-clips.
Después de haber influenciado a las grandes danzas vernáculas negras americanas, fue reanudada por la comunidad blanca que la difundió por todo el mundo, llegando al “Rock”, al “Funk”, al “Breakdance” y a los otros estilos de danza de “Hip hop” actuales.
Es un baile con cierta dificultad, que para su práctica, hace falta un nivel alto de flexibilidad, elasticidad y una buena condición física, además de contar con cierto ritmo musical y coordinación corporal. El Jazz emplea múltiples técnicas como las del ballet clásico, de la danza contemporánea y la expresión corporal.

Afrocontemporáneo
Podemos definir la disciplina afrocontemporánea como aquel estilo que fusiona danzas de origen africano con diferentes técnicas de danza contemporánea.
En la actualidad, se mantienen los aspectos originales de técnica, movimiento y ritmo, aunque pierde el sentido de ritual.
Se caracteriza por un trabajo corporal fuerte y profundo en el que la soltura, la disociación, la coordinación, el contacto con la tierra y el ritmo son los elementos fundamentales.

Clásico
Para algunos historiadores, la danza clásica es la madre de todas las danzas. Tiene su origen en Europa, en los bailes cortesanos de la real nobleza, como divertimento para esta clase social. Se sigue considerando hoy en día un ejemplo de excelencia artística.
Podemos definir la danza clásica como aquella disciplina que cuenta con distintas técnicas y movimientos específicos, que se aprenden a través de metodología. En este tipo de danza la improvisación se sustituye por la disciplina, cada paso está codificado y se utiliza todo el cuerpo en una conjunción de dinámica muscular y mental.
Su aprendizaje aporta en aquel que la practica conocimientos técnicos para contar, entre otros elementos, con una correcta alineación corporal, fuerza, flexibilidad, ritmo y equilibrio.

Afrocubano
La danza afrocubana procede de la mezcla de las danzas de los esclavos de África, que privados de su libertad, fueron transportados al Caribe, y en este caso a Cuba. Originalmente, esta disciplina unía elementos religiosos con los festivos. Actualmente, ha perdido su carácter esotérico incorporándose al repertorio de los conjuntos de danza profesionales y aficionados.