Dentro de la gran variedad de bailes que existen en Cuba, uno de los países más apegados a la danza, la rueda cubana o rueda de casino consiste en que los bailarines se pongan en disposición circular y vayan intercambiando pasos y parejas.

Sin duda, se trata de un baile lúdico y social que permite ejercitar cuerpo y mente de manera muy amena. Las clases de baile no siempre siguen una estructura férrea, sino que modalidades como la rueda cubana permiten dejarse llevar y divertirse, con los beneficios psicológicos que ello comporta.

Apuntarse a una academia de baile para aprender rueda cubana ayuda a interiorizar más rápido los pasos y tienes la posibilidad de saber de primera mano cómo enfocan la danza los profesionales.

Un baile difícil pero muy agradecido

Si bien es cierto que existe cierta dificultad para llegar a dominar un baile como la rueda cubana, la realidad es que el bailarín se ve enormemente recompensado al apreciar los avances.

Al ser un baile improvisado que se va adaptando a lo que dice el «cantante», no se trata tanto de una cuestión de disciplina sino de rapidez mental.

Además, la complejidad aumenta al no ser un baile en solitario o en pareja, sino que se deben seguir los movimientos de todos los integrantes del grupo para poder ir acorde a la cadencia colectiva.

Evidentemente, eso requiere de práctica y estar atentos al 100%, o de lo contrario es complicado mantener el nivel de los compañeros.

Historia y solera en el ámbito de la danza

Aunque no es tan conocido como otros bailes, la realidad es que la rueda cubana gozó de un gran protagonismo en los lugares de ocio de más alta alcurnia, como clubes privados, salones de baile o casinos, de ahí el otro nombre por el que se conoce.

Si bien se enfocó a las mejores clases sociales en sus inicios, hoy en día es bailado por gente de cualquier condición.

Los jóvenes más acomodados comenzaron a compartir esos bailes fuera de los círculos cerrados al ensayar entre amigos. Como ya hemos comentado, es un baile que requiere mucha coordinación, de manera que todos debían conocer los movimientos y figuras que se iban a poner en práctica cuando la música empezara a sonar.

¿Cómo se baila la rueda?

La compenetración es crucial y las ruedas originales tendían a ser muy exigentes, de modo que la «selección natural» apartaba a los que no eran tan duchos por el bien común. Por eso, suele haber una rueda grande, para los que saben desenvolverse mejor, y una más pequeña, donde los principiantes pueden ir adquiriendo el nivel y la seguridad necesarias para dominar el baile.

Estos son algunos de los pasos más populares:

  • Abajo
  • Abanico
  • Adiós
  • Alarde
  • Azuquita
  • Barrera
  • Benjamín
  • Beso
  • Cadena
  • Centro
  • Cruce
  • Daiquiri
  • Derecha
  • Dile que no
  • Directo
  • Drácula
  • Espagueti
  • Levántala
  • Mentira
  • Ocho
  • Pelota
  • Trompo
  • Yogur
Entradas Recientes

Start typing and press Enter to search

WhatsApp chat