Rutina de entrenamiento para bailarines

Si se piensa en un entrenamiento para bailarines que estén comprometidos con el trabajo para el mejoramiento de su físico, al igual que su rendimiento, se anota que lo más importante en estos casos es la planificación del proceso, porque en caso contrario la expresión del talento será imposible.

No se olvide que para un bailarín no sólo se trata de la calidad que se desarrolle como artista, sino de la forma física, razón por la que las piernas y la espalda tendrán que destacarse por su fuerza, para así ejecutar deslizamientos, saltos, giros y demás. Lo anterior aplica para los brazos también.

Cómo entrenan los bailarines

Se hace énfasis en este articulo a la rutina de entrenamiento para bailarines porque se busca con ella el establecer una combinación de los dos talentos que una persona dentro de este ámbito debe desarrollar, es decir: su capacidad o arte para expresarse con los movimientos y a su vez una buena condición física.

En cuanto a los ejercicios para la rutina de entrenamiento para bailarines, se mencionan cómo habría que pensarse esa rutina, ya que por supuesto los ejercicios se deben seleccionar según sea la condición de la persona o los resultados que espera lograr con su trabajo físico:

  • Ejercicios isométricos – Gracias a la presión que van a tener que enfrentar los músculos con esta clase de trabajo, el peso corporal sin movimiento es una excusa perfecta para endurecerlo. Es una de las claves para que un bailarín desarrolle piernas delgadas, alargadas y fuertes.
  • Ejercicios de fuerza y resistencia – Son el tipo de ejercicio que por sus características van a hacer que se movilice un peso de baja resistencia y con altas repeticiones. Por el efecto que tiene sobre el cuerpo es ideal para que la musculatura se fortalezca sin que se desarrolle la hipertrofia. Así mismo, es una clase de entrenamiento que es útil para levantar más peso en el futuro y que se corrija la postura en la danza.
  • Flexibilidad, movilidad articular y elasticidad – Son conceptos que están relacionados con ejercicios muy diversos y de todo tipo, así que se los tendrá que ir aprendiendo a seleccionar para la conformación de la rutina de trabajo. No se olvide de este subgrupo de ejercicios para el entrenamiento, son una de las claves para permitir que el cuerpo alcance su máximo rendimiento al estar bailando.

En conclusión, cada rutina va a presentar sus características particulares y a su vez se la debe acondicionar pensando en el cuerpo de cada quien, el estado físico que se haya desarrollado hasta el momento e inclusive qué tanto rendimiento se aspira a lograr con este tipo de esfuerzo.