Bollywood, la danza de la India

Si se lo piensa desde una perspectiva histórica, hay que tener en cuenta que la danza de la India siempre se ha utilizado como una estrategia un mecanismo para contar historias de todos los tipos. De esta manera, no hay que sorprenderse con el movimiento que representa Bollywood en ese sentido.

Según lo estudiado, la danza clásica se originó en Nat raja para representar estudios religiosos de todo tipo, las hazañas de los dioses de estos territorios y los dioses del panteón hindú. Inclusive hasta la época contemporánea, un buen número de las expresiones del teatro popular de la India dependen de la danza y también de la narración de los mitos religiosos.

Bollywood y la llegada del cine para la danza de la india

Como consecuencia de la llegada de cine durante los años 20, la danza hindú pudo alcanzar la gran pantalla de una vez por todas. De esta manera, los gurús de la danza tradicional se les asignó la labor de elaborar y diseñar la coreografía de una buena parte de las secuencias de las primeras películas mitológicas.

La historia nos dice que desde este momento en que ellos encargaron de la enseñanza, se les puso el nombre de Maestros de la danza, para que así fuesen reconocidos con un término, que por cierto todavía existe y que no dispone de un título académico hasta la fecha.

Para los años 40, la coreografía de las películas se transformó en una de las partes más imprescindibles del cine indio. De hecho, esto se acentuó en el momento en que las heroínas empezaron a ser elegidas por su capacidad y destreza en la danza, más que en la misma interpretación para trabajar en el cine. Una buena parte de las bailarinas clásicas en poco tiempo pasaron el cine.

De forma lenta, esta danza tradicional decayó para dar paso a un estilo más fluido y menos puro. Los años 50, permitieron el nacimiento de la ítem girl o Danza cabaret en donde casi siempre se usaba de escenario un par o funciones públicas, para las ficciones.

La música dio sus primeros pasos para dominar las películas en los años 60 y 70, para relegar a la danza. Pero los 80 y con el nacimiento de la música disco, situaron de nuevo en el pedestal a la danza india en el sector de la filmografía. Respecto al boom económico de India de los 90 hay que mencionar que posibilitó el fenómeno de las bodas lujosas hindúes y esto se trasladó pronto al cine.

En la actualidad, la danza Bollywood es casi que un estilo propio y en sí mismo, demostrando que el cine de la India tiene aún mucho para dar.