Aunque no todos los niños y niñas tienen la misma capacidad para el baile, sí que a todos les encanta bailar solos o en grupo y disfrutar de la alegría y el bienestar que aporta. Los más pequeños tienen una capacidad innata para aprender y hacer que cualquier aprendizaje sea divertido. 

Es por ello aconsejable que los niños se familiaricen con el baile y practiquen coreografías que les ayuden a ser más disciplinados, expresarse, tengan más seguridad en sí mismos y sean más desinhibidos. En este artículo os descubrimos cómo enseñar coreografías a los más pequeños con una serie de pautas que te ayudarán a que los niños aprendan una coreografía de forma fácil.

Guía para enseñar coreografías a niños

En esta guía hemos recogido una serie de sencillos consejos a tener en cuenta a la hora de diseñar una coreografía fácil de memorizar y de la que todos disfruten. 

El baile aporta muchos beneficios y aunque coordinar los distintos pasos de la coreografía puede resultar complejo en un primer momento, lo cierto es que existen una serie de consejos que pueden ser muy eficaces para que sea todo un éxito. 

Crear un ambiente en el que se sientan cómodos

Los niños y niñas se sentirán felices en un lugar decorado con elementos que recuerden al mundo del baile y al de la música: pósters y vinilos decorativos, guirnaldas, instrumentos musicales, entre otros elementos, además de dejar que se disfracen con tutús, pelucas, maquillaje y cualquier otra cosa que les ayude a meterse en el papel, romper el hielo y hacer que se sientan a gusto dentro del grupo.

Poner siempre música de fondo

Es interesante que escuchen y sientan la música en todo momento y contribuir así a ir educando su oído. Esta será una manera fácil de conseguir que los pequeños se muevan al ritmo de la música y se familiaricen con la canción o canciones que se van a bailar.

Hacer juegos para que pierdan la timidez y ganen en confianza

Se puede proponer un juego en el que la persona que tenga una pelota o pase por determinado sitio cuando paremos la música tenga que presentarse u otro en el que los participantes, solos o en grupo, propongan algún paso para la coreografía. Haz una batería de juegos para que también calienten antes de comenzar a bailar, ganen elasticidad y se sientan integrados.

Crear una coreografía que combine distintos estilos de baile

Una coreografía ecléctica y en la que se combinen distintas canciones puede ayudarnos a conseguir gustar a todos y que se impliquen todos para sacar adelante la coreografía. Los diferentes cambios de ritmo y canciones les obligará a mantenerse atentos e identificarse con aquellas partes de la coreografía que más les guste.

En Asisebaila contamos con un profesorado especializado en conseguir que los alumnos conecten con el baile y la danza y descubran su talento interior. Unos profesionales que lograrán que los más pequeños aprendan una coreografía y ellos y vosotros os sintáis felices de vivir la música y el baile como herramienta de expresión.

Entradas Recientes

Start typing and press Enter to search

Danzas Urbanas de moda en Barcelona
WhatsApp chat