El Caribe, con todos sus matices, tiene ritmos de fama internacional gracias a la facilidad de sus pasos y su pegajosa música que conquista el bailarín oculto de cualquiera que escuche la percusión caribeña, haciendo “mover el esqueleto” al ritmo de un tambor, una güira, un acordeón o unas claves.

Entre la variedad de ritmos caribeños, existe uno en particular que, por la facilidad de sus pasos, ha conquistado las aguas del Caribe, pasando por sus islas, sus abundantes fiestas y discotecas. Este ritmo es el merengue dominicano, o Merengue, que, con su fama internacional, podría decirse que es el “Rey del Caribe”.

De República Dominicana para el mundo

Se originó a finales del siglo XVIII entre los cañaverales donde trabajaba una gran parte de la población de esclavos africanos de esa época, estos le dieron la forma a la música y al baile que, hasta nuestros días, es bailado por millones de personas alrededor del mundo.

Según los historiadores, originalmente el merengue no era bailado en pareja sino en una rueda donde la mujer y el hombre sujetaban sus manos a la altura de los brazos. Luego este baile de esclavos se le fueron agregando elementos de los bailes de salón de esa época.

A través del tiempo se han creado muchas variantes del merengue, desde la ciudad hasta zonas rurales, como el pambiche que es lento y más fácil, el merengue caribeño que remplaza la guitarra por el acordeón, el perico ripiado que es el nombre para el merengue rural tradicional.

El origen de su nombre puede relacionarse al dulce a base de azúcar y huevo, el cual es conocido por el mismo nombre, tiene una consistencia sutilmente suave y un sabor duce.

Cómo bailar merengue

El merengue es un baile muy divertido, con su característico ritmo ligero y preciso, y muy fácil de aprender gracias a su ritmo bien marcado y constante con pasos sencillos, la pareja debe estar casi siempre muy cercana, con una mano en la cintura de la mujer por parte del hombre y la mano en el hombro del hombre por parte de la mujer, las manos que quedan libres se sujetan a la altura de la vista.

Aficionados a este baile pueden bailarlo más elaborado, con complejas coreografías con movimientos llamativos para la vista, pero en reuniones, fiestas y discotecas puede ser bailado de forma sencilla, el truco de este baile está en el movimiento de la cadera, que tiene que ser sincronizado en la pareja y sincronizado con la música.

Este ritmo caribeño es muy sencillo y divertido, pero puede llegar a convertirse en un espectáculo de movimientos ágiles si se habla de un nivel de baile profesional.

Actualmente existen academias de baile donde enseñan los estilos de merengue y competencias a nivel internacional donde se encuentra el merengue entre los ritmos a evaluar. Hoy en día es común escuchar merengues más modernos en la emisora, en fiestas y discos, pero el baile siempre será el mismo.

Entradas Recientes

Start typing and press Enter to search

WhatsApp chat