Danzas acrobáticas con telas

Casi siempre que se está haciendo alusión a las danzas acrobáticas, en la mayor parte de los casos las personas quieren hacer referencia a la danza aérea, que también es conocida en algunos lugares como acrobacia en perla o gimnasia aérea, depende la denominación que se use.

A grandes rasgos vale la pena destacar que la danza aérea es un resultado de un proceso de transformación de diferentes disciplinas artísticas y deportivas, en donde se ha combinado la danza contemporánea con algunas artes circenses, acrobacias, el ballet, teatro, entre otros elementos, para dar así como resultado un acto o coreografía que se ejecuta principalmente al estar suspendido en el aire.

¿Cómo es la tela para las danzas acrobáticas?

En primera instancia, hay que destacar que esta es una disciplina que exige una relación mental, espiritual y corporal muy rigurosa, en donde la disciplina y la constancia son dos elementos fundamentales para que se pueda obtener una buena presentación. Asimismo, debido a la combinación de la estética de la danza con la fuerza física que supone estar realizando movimientos con la tela, es un tipo de danza muy exigente.

Como parte de este conjunto de actividades, se pueden diferenciar la tela práctica de la danza vertical. Igualmente, se puede denominar danza adhería a la danza asistida con arneses, aunque en este caso no se desarrolla en un plano vertical. La tela acrobática aparece principalmente en los nuevos espectáculos circenses como el caso del Circo del Sol, en donde los artistas pueden ser vistos principalmente al estar suspendidos en una o más telas, para realizar de esta manera cada uno de los movimientos que hacen parte de su coreografía a lo largo de la misma.

Si se piensa en el caso de la danza vertical, es una danza en donde se emplea como escenario una pared o en su defecto la fachada de un edificio y bajo esas condiciones los bailarines se van a mantener colgados de una cuerda, además de bien aislados a uno de los extremos de la misma por medio de un arnés.

Tal y como es obvio, la tela es el material fundamental por medio del cual se puede realizar la acrobacia. En ese orden de ideas, debe cumplir con una serie de requisitos específicos, entre los que se destaca que el material debe ser muy fuerte, con muy poca elasticidad y flexibilidad.

Es asimismo muy importante resaltar que la tela puede ser de dos vías, en primera instancia en una licra elástica de poliéster o en su defecto en nylon tejido de punto. Respecto a parámetros como la anchura, va a depender de la rutina y el acróbata de turno.